Socavón político | Fiesta de las palabras

Por: Julio Figueroa

Fotografía: Andrea Vega Sánchez

   

 

A petición de un poema de guerra, corría 1915, el poeta irlandés W. B. Yeats (1865-1939), Premio Nobel 1923, escribió en tiempos difíciles:

 

“En tiempos como éstos

conviene que los poetas se callen.

No tienen el don para hacer

que los políticos vean sus errores.

Mucho ha hecho quien aligera

a la chica en su alocada juventud

o al viejo en sus noches frías”.

   -Versión libre gracias a Gustavo Hirales Morán.

 

Los ciudadanos queretanos han parado una obra inútil en el Centro Histórico, en la calle de Madero, entre Melchor Ocampo y Ezequiel Montes. Un plantón ciudadano histórico frente a los negocios oscuros del poder. No son activistas sociales populares ni resentidos políticos de otros partidos. Son ciudadanos votantes –incluso por el PAN– ignorados por los altos y soberbios funcionarios panistas. Querétaro es una cazuela de caldo hirviendo que chorrea por todos lados y, lo peor, la clase política en el poder cierra los ojos y anda en las nubes de los viajes y la publicidad.

Socavón político. Quiero decir: la política de los políticos está en el socavón. Y ellos creen que van rumbo al triunfo electoral en 2018 y van tan campantes. Cae por el socavón nuestro sistema político mexicano y los políticos se creen en las nubes con sus grandes privilegios blindados.

Frente a los viajeros y su aparato mediático solo quedan aquellas palabras de un heterónimo de JEP (José Emilio Pacheco): "Escribe lo que quieras. Di lo que se te antoje: de todas formas vas a ser condenado". De todos modos no escuchan. Puestos a elegir entre puercos y ciudadanos, siempre será más fácil tratar con puercos. ¿El mandato constitucional? Ese no importa. Y a muchos, aún yendo abajo del carro, tampoco les importa. E.

Ah, y ahí viene otra vez el pastel presupuestal para el año electoral 2018; el hacha para los de abajo y los privilegios para los de arriba, quienes no conocen el hacha. E. M.  

Luis Alberto Arellano (+), silencio y combate:  

–Aquí todo es silencio en el combate secreto contra el mundo y frente al muro...

Pedro Enríquez en Laberinto 735:

 

“Termina el poema antes de su inicio.

(...)  

Comenzar.

Nada que decir.

Ceguera del blanco.”

 

Marcos Aguilar Vega sigue de fiesta con las palabras. Si Martín Luis Guzmán escribió La fiesta de las balas en su memorable libro El águila y la serpiente (1928), MAV escribe en 2017 en Querétaro con su prosa efímera La fiesta de las palabras y el dinero público. Además él hace todo: hace cultura, hace política, hace economía, hace concesiones y negocios, hace viajes, hace el progreso, hace la fiesta de las palabras... Y naturalmente reproduce el mito político del poder de la fundación divina de Querétaro. Y nos obsequia su pastel del cumpleaños 486 de la ciudad: “¡Feliz cumpleaños, Querétaro!” (El Universal Q, 17-VII-2017, p. A3). Liga:  http://www.eluniversalqueretaro.mx/content/feliz-cumpleanos-queretaro.

¿Y los ciudadanos? ¿Y los problemas del municipio? ¿Y las obras de Ezequiel Montes y Madero? ¿Y el infierno de la ciudad? ¿Marcos Aguilar es autista, es bipolar, ha enloquecido, está borracho de poder, números y grandes palabras bonitas? ¿Es marciana la computadora de su cabeza? No sé. Sí creo saber que gobernar es pedo tras pedo tras pedo tras pedo tras pedo... No es la fiesta de las palabras y el baile de los millones de pesos y dólares. Gobernar es enfrentar al monstruo ciudadano de mil cabezas, y salir vivo. ¿Lo ha hecho Marcos?  

 

 

 

 
 

Revista Saltapatrás es una publicación digital independiente de periodismo, análisis y difusión cultural que apunta al ejercicio crítico desde la diversidad y la integración de opiniones.

Nosotros

CARTELERA

team1
team2
Back to Top