Atletas Campesinos y Leones Negros, cantar y contar las otras historias

Fotografía: Giovanna Tron de Alba

 

 

La banda Atletas Campesinos inició con el siglo y el milenio, en el año 2000. Desde entonces con música original y entre los muros de la Casa Babylon se gestó uno de los proyectos más versátiles, fructíferos y vigentes en el ámbito cultural queretano. El lugar que dio vida y sigue siendo casa de ensayo para Atletas Campesinos y Leones Negros, fungió como foro cultural y el nombre fue registrado como asociación civil. Arropó conciertos, exhibiciones, tianguis, le dio vida cultural a las calles de El Pueblito.

El malestar de los vecinos y el mal comportamiento de los asistentes al lugar provocaron el cierre del recinto, que hoy se ve ocupado por la hierba y los recuerdos que han nacido entre la historia de la banda. Sin embargo, la clausura de Casa Babylon como foro abonó a la concentración de los músicos en el proyecto musical y la consolidación suficiente para mantener la vigencia actual en la escena local y nacional, habiendo pasado por giras internacionales y tocado ante diez mil personas en Iztapalapa, Estado de México.  

 

 

¿Por qué los nombres y los proyectos?

Atletas Campesinos es un homenaje al equipo de fútbol queretano de los ochenta, que era muy querido por la afición. Después, vendieron el equipo y se perdió el nombre; nosotros quisimos retomar un nombre representativo de nuestro estado, lo adoptamos como nombre de batalla. Después, se salieron músicos y hubo tiempo sin encontrar a quienes los suplieran, entonces, decidimos hacer el proyecto de Leones Negros, que es el proyecto que comenzó con el estilo de soundsystem de Jamaica, es decir, cantando sobre pista, y retomando elementos del rap, orientados al estilo de reggae.

En la actualidad ambos proyectos se presentan con música en vivo y se han convertido en la fusión de la historia de la agrupación.

 

¿Cuáles de los integrantes originales siguen?

Solamente yo (Elton García) y mi hermano Oliver, los dos vocalistas. Todos los demás se han incorporado, sin embargo, hay algunos de ellos que están por cumplir diez años con la banda. El cambio de los músicos nos ha obligado a reinventarnos; estimamos que fácilmente han pasado cien músicos desde que inició la banda.

 

 

 

¿Qué les ha aportado el cambio de músicos?

Por una parte, se ha enriquecido el lenguaje musical, porque cada compañero trae sus sonidos y sus ideas, a pesar de que en alguna ocasión nos hemos estancado tras tanta reinvención. Son los pros y contras de tener una banda tan numerosa; actualmente somos diez, pero llegamos a ser el doble.

 

¿Cómo definen su género?

Ska, reggae, música caribeña, música de raíces. Nos dedicamos a tratar de rescatar a la cultura que está detrás del género: la negritud que llegó a Jamaica y a las islas del Caribe como esclavos, ellos fueron quienes empezaron a reinterpretar su música con instrumentos modernos. Como banda nos sentimos muy identificados con los discursos del ska y el reggae; lo hicimos propio como originarios de El Pueblito, una población incluso más antigua que el mismo Querétaro, que se remite a las raíces prehispánicas. A través de la  música hemos ido aprendiendo y acercándonos a nuestros orígenes chichimecas, náhuatles, otomíes, purépechas. Nos hemos maravillado al redescubrir nuestra identidad y cultura.

 

 

¿Cómo lo incorporan a la música?

La banda nace con esta idea, y el antecedente se remonta a los proyectos que la antecedieron. Publicábamos un fanzine, como revista de aficionados, se llamó Ordalías. En la etapa que estuvimos en la UAQ tuvimos contacto con amigos que escribían poesía, artículos, música; con todo esto hicimos una especie de periodismo cultural independiente. Así fue como iniciamos nuestra incursión en el tema. Luego vino casa Babylon, con la convocatoria a eventos y la difusión del arte y la cultura en forma. Todo esto coadyuvó a clarificar la idea con la que nació la banda, uno de los preceptos principales del reggae: voltea hacia tus raíces.

 

Hay quien sostiene que la música y el arte en general, no están obligados a ser comprometidos socialmente, ¿qué piensan ustedes?

Nosotros vemos totalmente lo contrario, precisamente ese es porqué de nuestra música. Es la vía para externar nuestra opinión cultural, política, social, e incluso histórica, pues defendemos la descolonización como reivindicación histórica de nuestras culturas ancestrales. Es algo que, desafortunadamente, en la actualidad no está tan “de moda”. Tomamos por asalto los escenarios para cantar y contar las otras historias, las historias nuestras.

 

 

El Pueblito es reconocido por sus fiestas religiosas, su propuesta irrumpe, ¿cómo los ha recibido la comunidad?

Cuando comenzamos las actividades, nos echamos encima a los vecinos y se escuchaban los rumores de que aquí llegaban guerrilleros, terroristas, darketos, fue un choque muy radical. Con el tiempo, sí, tuvimos que cerrar el foro y cuando empezábamos a ensayar nos mandaban a las patrullas, pero a fuerza de persistencia, hoy ya somos reconocidos en la comunidad y consideramos que formamos parte del ideario colectivo del municipio. Ahora nos ubican como representantes de la escena musical en Querétaro. La percepción de nuestro trabajo ha cambiado mucho con el tiempo, pasamos de ser el grupo que convocaba a gente conflictiva a que reconocieran que nuestro trabajo va encaminado hacia cosas muy positivas.

 

¿Cómo definirías la escena musical actual de Querétaro?

Ha crecido, pero también se ha dividido mucho. Cuando recién nos presentábamos en foros, por ejemplo en La Cañada, había un lugar que se llamaba La Escena del Crimen; en un solo evento convivían bandas y público afines a todos los géneros musicales. Con el crecimiento de Querétaro los recintos se han especializado en determinado género, moda, ideología…

La vigencia de las bandas queretanas contemporáneas a Atletas Campesinos y Leones Negros es algo muy digno de reconocer, pues evidencia su trascendencia en el tiempo, algunos ejemplos son: Limones Punk, Six Beer, La Neta del Planeta, Disgorge, SplitHeaven. Son bandas que además de mantenerse vigentes han logrado ser reconocidas a niveles nacional e internacional.

 


Los Atletas Campesinos y Leones Negros fueron invitados a participar en un festival internacional, por parte del Ministerio de Cultura de Eslovenia en 2008. Fueron descubiertos por un periodista especializado en el Festival Cervantino en Guanajuato. Aprovechando la oportunidad que esto significó, organizaron un tour de tres meses que abarcó las principales ciudades de los países que conforman la Unión Europea.

 

 

¿Cuál es el futuro de la banda?

La presentación del disco que celebra nuestros 15 años; a mediano plazo, estaremos por terminar la grabación de un nuevo álbum, en el que oficialmente fusionamos los nombres de Atletas Campesinos y Leones Negros. Para esta producción hay colaboraciones muy interesantes que hemos grabado con artistas de talla internacional. La gente decidirá cuál va a ser nuestro futuro, mientras tanto, nosotros estamos dando lo mejor, procurando superarnos; en este próximo disco hemos trabajado muchísimo más que en las anteriores producciones. Invitamos a los lectores a que pongan ojo a los grupos independientes de sus localidades, porque son los artistas más cercanos, que podrían reflejar situaciones cotidianas, además de que, apoyando lo local, la escena crece, hay más foros, hay más bandas.

 

 

Alineación actual de Atletas Campesinos y Leones Negros:

 

—Batería / Esteban Usaí.

—Bajo / Ariel Almeida.

—Guitarra / Paco Arias.

—Guitarra / Luis Solís.

—Trombón / Abimael Ledesma.

—Trompeta / Juan Manuel.

—Sax / Raúl Rodarte.

—Teclado / Samuel Salas.

—Oliver Russel / Voz.

—Elton Man / Voz.

 

 

Discografía:

 

—Atletas Campesinos: Sembramos la Palabra, Cosechamos los sonidos, y Tlasocamati.

—Leones Negros: Raíces de Fuego y Esperanza, el segundo, un disco doble que se lanzó junto con el libro The Sixth Sun Is Coming y el más reciente: Aboríginal.

—Atletas Campesinos VS Leones Negros: Stage Fighter.

—Atletas Campesinos y Leones Negros: próximamente.

 

 

 



Karina Vázquez (Querétaro, 1994) estudió Comunicación y Periodismo en la UAQ. Ha colaborado con el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología como guionista. Es reportera del semanario Tribuna de Querétaro y del noticiero Presencia Universitaria.



Giovanna Tron de Alba (Ciudad de México, 1991) estudió licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UAQ. Se ha desempeñado reportera gráfica en el periódico AM Querétaro y como encargada del área de video en Prensa UAQ.

 

 

 
 

Revista Saltapatrás es una publicación digital independiente de periodismo, análisis y difusión cultural que apunta al ejercicio crítico desde la diversidad y la integración de opiniones.

Nosotros

CARTELERA

team1
team2
Back to Top