Elaborarte Manos Vivas, una alternativa al arte

Rodeado de galerías, museos, andadores comerciales y distintos negocios, se ubica Elaborarte Manos Vivas, que se autodenomina como un colectivo de “artesanos urbanos no tradicionales”, locales y foráneos, que ha luchado desde hace algunos años por obtener un espacio digno para la exhibición y venta de su trabajo.

En entrevista para Saltapatrás, Israel y Jeka, integrantes de Elaborarte Manos Vivas, nos platicaron más acerca de este proyecto que busca compartir con el resto de la sociedad no solo sus mercancías, sino sus conocimientos y experiencias, así como participar con el resto del arte urbano en general presentándose como una opción alterna.

Los artesanos que aquí se encuentran regularmente han colaborado con diferentes asociaciones civiles, artistas independientes y otros colectivos, y también han participado en encuentros de economía solidaria. Estas acciones comenzaron hace aproximadamente cinco años, nos cuenta Israel, cuando un grupo de artesanos que solía vender en las calles, originarios de Querétaro y otros estados, decidió reunirse pues se enfrentaron a la problemática de no tener un espacio donde pudieran exhibir su chamba. Así fue como iniciaron pláticas con el gobierno para obtener algún apoyo.

 

 

“Ese fue el problema más grave, creo que nunca ha habido o nunca existió este espacio: un lugar donde puedas vender sin problemas, sin que te estén quitando, levantando o hasta decomisando tus cosas”, cuenta Israel.

Sin embargo, antes de llegar a un acuerdo hubo propuestas que no satisfacían a ninguna de las partes, además de que existieron algunos conflictos con otros grupos de comerciantes y revendedores que buscaron sumarse al colectivo pero que estaban “muy aparte de la idea original”, aclara Jeka, “estamos en contra de la reventa” pues “parte del proyecto es participar con el arte urbano en general: malabar, música independiente, arte, pintura y artesanía  no tradicional, productos naturales, libros (…) hasta como una vez lo mencionaron: lo que no cabe en las galerías”, la idea era “tener un espacio donde pudiéramos convivir con la gente”.

Y parece que estos objetivos se han logrado, pues en Elaborarte se pueden encontrar talleres como danza o idiomas, y se exhiben productos elaborados con técnicas como el macramé, y de medicina natural, así como terapias o clases particulares de cualquier técnica artística que se encuentre si así lo desea el visitante, “acá tenemos una opción alterna”, dice Israel.

 

 

Por otra parte, los artesanos afirman que su trabajo está desvalorizado y que está rodeado de muchos tabúes. Israel comenta: “no somos simples comerciantes, si quisiéramos ser comerciantes vamos y armamos una tienda y vendemos cosas fabricadas (…) En Querétaro sí lo veo relegado, es como sabemos que ahí están pero no queremos verlo, ese es el papel que jugamos”, y añade: “esa es nuestra chamba: difundir el espacio que nos dieron, sí, ellos nos lo dieron y ahora nos toca a nosotros mostrarlo a la gente”.

Jeka hace un llamado para que las personas “dejen la etiqueta de los hippies, somos en realidad algo más completo”, se trata de “consumir lo local, lo nacional, darle ese valor tanto a nosotros como artesanos como a lo que se representa, en general el arte urbano”.

Esta situación no solo se presenta en Querétaro sino en todo el país y en todo el mundo, es por ello que aquí se busca que el espacio sea propicio para el público y también para otros artesanos: “Espacios como este se requieren en un buen de lugares, es parte de recuperar lo que es de nosotros (…), también es para compartir, porque está abierto a que los demás vengan y compartan lo que saben, y como es aquí también puede ser en otros lados. La parte de recibir viajeros también es buena porque nosotros también viajamos y queremos encontrar espacios así”, cuenta Jeka.

 

 

Tal es el caso de José, originario de Chiapas, quien trabaja desde macramé hasta dreads, y que se dedica a pintar y danzar, quien llegó hace tres años a Querétaro y se incorporó al colectivo para vender sus mercancías. Para él, el arte despierta emociones y considera que su trabajo contribuye a esto: “la gente a veces ya no quiere sentir, porque lo han lastimado, por diferentes cosas, pero tú los haces sentir con esto, aunque no saben por qué les atrae, tal vez el color les movió una emoción, o les recordó una cosa, pero les mueves algo, y eso está chido”.

Así mismo, Krisna es un artesano que nació en la Ciudad de México y estudió Diseño Gráfico pero que gracias a la artesanía viaja desde hace diez años: “más que un trabajo es un hobbie porque lo disfrutamos mucho, en general a mí me ha dado muchas satisfacciones, conocí muchos países gracias a esto: más o menos conozco veinticinco países y en todos los que he visitado, cuando encuentro otro artesano, aunque nunca nos hayamos visto, somos como una familia muy grande”.

Al igual que Jeka e Israel, coinciden en que no existen suficientes espacios para el arte urbano e invitan a todos a apoyar este tipo de trabajo: “No se dan cuenta ni se imaginan todo lo que cargamos en nuestra mochila, y no es tanto por el valor monetario, porque a veces lo tiene, pero también el valor sentimental y cultural porque lo hemos recopilado de diferentes partes del mundo. Si alguna vez se acercan a un artesano, platiquen con él”.

 

 

Para apoyar adecuadamente, uno de los puntos que resalta Jeka es no regatear a los artesanos, pues “todos los precios son justos de acuerdo al trabajo, hay mucho detrás y son esfuerzos que hacemos”. Ahora, el colectivo espera conseguir un espacio más grande en los próximos años y mientras tanto ya prepara la tercera edición de un encuentro de artesanos en donde estarán presentes otros colectivos de lugares como Chihuahua, Mérida y Ciudad de México.

Finalmente, Elaborarte Manos Vivas añade que el espacio está abierto para quienes deseen compartir su trabajo o simplemente a conocer lo que se exhibe; están ubicados en la calle Independencia #20, en el centro histórico de Querétaro.

 

 

 



Rosa Valencia (Tepeji del Río, 1994) estudió licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UAQ. Ha colaborado como fotógrafa en la radiodifusora RMX y escrito en el periódico semanal Tribuna de Querétaro.

 

 

 
 

Revista Saltapatrás es una publicación digital independiente de periodismo, análisis y difusión cultural que apunta al ejercicio crítico desde la diversidad y la integración de opiniones.

Nosotros

CARTELERA

team1
team2
Back to Top