Un trago de Señal Mezcal

"La música tiene el cometido de alumbrar el alma. Cada quien arropa en su corazón la música que le recuerde el amor ido entre la noche de los tiempos... Cada hombre es un estuche de música. Y no hay música superior o inferior, por la misma razón que no hay hombre superior o inferior.”

Eusebio Ruvalcaba. Aforismos musicales

 

Eusebio Ruvalcaba escribe que el mezcal ayuda. Que “hay un punto en que cada hombre entrega lo mejor de sí mismo. En el que por fin decide llamar las cosas por su nombre”. Y parece ser que es verdad, pues en una reunión entre amigos –mejor dicho una borrachera- surgió formalmente el proyecto Señal Mezcal, una productora musical independiente en el estado de Querétaro que ha crecido desde hace algunos años hasta entregarnos, a través de su programa Radio Huaraches, 89 programas en los cuales 79 bandas diferentes han dado a conocer su trabajo musical.

En entrevista para Saltapatrás, los productores de Señal Mezcal, Javier Alvarado (Javi), Luis Enrique Moreno (Kikín), Bernardo Vargas (Berna) y Carlos Villa Gómez (Carlos), platicaron sobre cómo se fue consolidando este proyecto que parecía ser pasajero y que hoy ha reunido a bandas de la escena local, nacional e internacional.

Sí, el nombre viene de las bebidas que trajo desde Oaxaca uno de los colaboradores −y cómo no va a ser de allá si “hasta en los libros que hablan sobre Oaxaca llega el olor a mezcal”, asegura el escritor Ruvalcaba. Así que con el afán de compartir los recuerdos etílicos y con las ganas de emprender un proyecto de audio, los ahora productores fueron buscando un nombre que remitiera a la radio ¡señal! Y después… después lo combinaron con mezcal. “De hecho somos más caguameros que mezcaleros; debió llamarse señal caguamera… pero salió Señal Mezcal, nos pareció buen nombre. El de Radio Huaraches ya lo teníamos”, añade Kikín.

Señal Mezcal, nos cuentan, inició con esa inquietud de producir audio, más como un hobbie que como un trabajo. Más tarde se reunieron Javi, Kikin, Joan y Mani −luego cayó Berna− y comenzaron por ensayar con dos bandas y una pequeña consola de seis canales. En ese afianzamiento del proyecto se transmitió primero el programa local e informativo Las botas del Mani.

Como todo trabajo inicial, fueron los familiares y amigos los privilegiados en escuchar algo nuevo en el medio radiofónico… aunque en realidad les sonó más a un experimento. Javi recuerda: “Nos enfocábamos en noticias para la sociedad, no a beneficio para la clase de los poderosos… y pasaron muchas cosas ahí, pues mucha gente nos decía que no sabíamos nada, que estudiáramos, que aprendiéramos a leer”.

 

 

Así continuó el proyecto y para entonces Carlos fue otro de los invitados para la producción de video y fotografía, sin embargo, por diversos altibajos personales, Señal Mezcal entró en una recesión de casi un año. “Le paramos porque nos dimos cuenta de que, en realidad, no sabíamos hacer radio, ese tipo de radio que todos conocen; no somos comunicólogos, no somos periodistas”, explica Javi.

Ese tiempo no fue desaprovechado, pues los integrantes continuaron trabajando al cubrir eventos como prensa, tomar fotografías y entrevistar a bandas locales y algunas otras foráneas. Al percatarse de ello, decidieron hacer una radio diferente enfocada solamente en música, en la que pudieran transmitir en vivo lo que tocaban los invitados. El nuevo proyecto causó interés y el primer programa salió tan bien que los productores se vieron impulsados para seguir por la misma línea.

Sin fines de lucro y totalmente independiente, Radio Huaraches, como la voz de Señal Mezcal, comenzó a hacerse de su público y sus colaboradores. Desde su inicio “toda la gente fue nuestro público”, cuenta Berna, pues solamente lo escuchaban las bandas y los seguidores de las bandas.

Debido a la prevalencia del ska en Querétaro, la mayoría de las primeras transmisiones eran de este género, pero eso no excluyó a los músicos de pop, rock, metal, reggae, jazz, rockabilly, blues, huapango y muchos otros dignos de tener un espacio en Radio Huaraches. “Nunca fuimos de un solo género”, afirma Berna.

Y eso no es todo, Señal Mezcal también ha colaborado con otros sectores artísticos de la pintura y la danza, en la promoción de su arte a través de la radio, así como de asociaciones que apoyan a personas con capacidades diferentes, en la cobertura de eventos y creación de material fotográfico. Javi señala: “Nuestro público es muy variado, es toda la gente a la que le gusta la música y nos enfocamos a lo independiente. Creo que hemos sido muy neutros con toda la banda, con todos los músicos, con toda la escena local". Kikín agrega: “Somos muy sinceros en tanto lo que hacemos nosotros y a veces, también, con la banda. Se trata de establecer una comunicación donde todos nos entendamos”.

 

 

A FUTURO QUEREMOS LO MISMO, CON MAYOR CALIDAD

La manera clara y abierta de trabajar de Señal Mezcal ha dado como resultado trabajos con bandas del centro de Querétaro y de municipios de la Sierra Gorda, de otros estados como León, Monterrey, San Luis Potosí y la Ciudad de México, e incluso de otros países como de Los Ángeles, Estados Unidos; Argentina y Uruguay. Todas, por supuesto, de distintos géneros entre sí.

Hoy los productores trabajan en la instalación de una cabina −ubicada en la calle Río Ayutla, número 25-b− con la que buscan enfocarse también a la producción musical, a la que esperan poder invitar a más gente, producir más programas y llegar a ser un punto importante en la escena queretana sin dejar de ser independientes. “Falta, quizá, cierto grado de compromiso con las bandas”, señala Kikín. “Estamos buscando que una banda se comprometa y así poder hacer la producción de un disco, con videos, con fotos, todo completo”.

Por su parte, Javi explica que espera que poco a poco el proyecto se sostenga por sí solo: “Tiene que salir una recuperación, porque todo esto es de nosotros, la cuestión sería dejar de meter dinero de nuestra bolsa y que solito vaya creciendo”. Para eso están dispuestos a trabajar con todos los músicos, pues como han explicado antes, no tienen alguna preferencia por uno u otro estilo de música… aunque si tuvieran que elegir, todos trabajarían con músicos como Manu Chao −y quién no.

 

CONSUME LOCAL

Señal Mezcal, por último, hace un llamado a todos aquellos músicos emergentes que desean ser escuchados en la escena local, a que se conozcan y que colaboren entre sí: “Pónganse a trabajar porque si quieren sobresalir hay más competencia, ahora están compitiendo entre ustedes mismos −hablando de Querétaro−, pero afuera van a competir contra otros estados y si lo ven más allá, incluso con bandas de otros países. Échenle ganas, colaboren y déjense de esas ideas de peleas y envidias”, explica Berna.

Javi segura que es indispensable trabajar porque “el talento no nace de un día para otro. Yo le recomiendo a la escena de Querétaro que deje de lidiar con que a él le gusta el ska y no le hablo, y a él le gusta el rock y yo le hablo a los de metal… cosas de ese tipo. Que empiece mucha fusión, yo creo que ese es un futuro bueno para la música de Querétaro.”

Y por último Kikín dice: “Escuchen lo local, apoyen a sus bandas. Ojalá que Querétaro se reconozca como cuna musical o cuna cultural de todo México, porque es reconocido por muchas cosas, y está chido, no lo echen a perder y consuman lo local, y así todos vamos a salir adelante”.

Si quieres conocer más acerca de Señal Mezcal puedes consultar su página de internet www.mezcalsignal.com para escuchar la programación en vivo los lunes a las 9 de la noche, o también puedes escuchar antiguas transmisiones en su perfil de Mixcloud.

Para consultar más sobre eventos y tener acceso a fotografías y videos puedes buscarlos en todos sus perfiles de redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. 

 

 

 



Rosa Valencia (Tepeji del Río, 1994) estudió licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UAQ. Ha colaborado como fotógrafa en la radiodifusora RMX y escrito en el periódico semanal Tribuna de Querétaro.

 

 
 

Revista Saltapatrás es una publicación digital independiente de periodismo, análisis y difusión cultural que apunta al ejercicio crítico desde la diversidad y la integración de opiniones.

Nosotros

CARTELERA

team1
team2
Back to Top