Hablar con Dios

Imagínense la escena. Un científico social, con estudios doctorales en alguna universidad extranjera, impartirá la ponencia La dictadura del positivismo moderno ante la cosificación de una dialéctica imperativa a través de la semántica de las relaciones humanas en la era digital -o algo por el estilo. El ponente ha adquirido mucha fama, los asistentes son 250 catedráticos dispuestos a escuchar a este mesías de la ciencia, de la misma forma como los apóstoles escucharon a Jesucristo dar el Sermón de la montaña.

El científico no hace más que citar sus muchos libros que ha escrito y enarbolar sus modernas teorías con base en abstracciones que resultarían inentendibles para cualquier mortal, pero que para los asistentes a la ponencia resultan obviedades que siempre habían estado frente a sus narices. El público se mira entre sí y afirma torciendo el rostro asombrados de la sapiencia del que habla.

En la sesión de preguntas y respuestas muchos sacan a relucir su conocimiento y compiten por formular la pregunta más interesante, la que esté más llena de complejidades, y el ponente responde diciendo: “Claro, que importante pregunta”, “Qué bueno que tocas ese tema”, y luego, en un acto de absoluta humildad, se queda quieto y dice: “Mmmm, no lo sé… “ ¡Nos está hablando Dios!

Posteriormente, cuando todos se han iluminado con la sabiduría de Dios, viene un brindis donde darán bocadillos y vino tinto, y ahí, en un ambiente más relajado, los asistentes comienzan a decir sus mejores chistes:

 

—¿Tú sabes por qué Marx no terminó de escribir El Capital?

—Porque estaba en el Starbucks discutiendo con Federico Engels acerca de la caída del capitalismo.

—Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja —todos ríen a carcajadas.

 

Ahí mismo, con copa en mano, los asistentes se acercan a seguir indagando sobre el tema que expuso el científico. Un psicoanalista, famoso por hacerte llegar a lo más recóndito de tu inconsciente, se acerca y platica:

 

—Doctor, que interesante su ponencia, pero no puedo dejar de pensar en el papel que se juega a través de un inconsciente colectivo ante la singularidad del inconsciente propio, que convergen en un espacio caótico de formas múltiples donde se manifiesta el poder del ello a través de las relaciones cibernéticas.

—¡No! Ni lo menciones —dice el científico. Es ahí donde la teoría social ha trabajado y ha podido crear una dialéctica con una semántica independiente de las fuerzas que rigen el mundo, como el propio capitalismo y la soberanía del yo en fuerzas cósmicas que parecen ser invisibles pero que están en el enramado social.

—Interesante, Doctor, creo que la manera más clara, que no deja de ser compleja, es irrumpir a través del debate de la ética dialéctica semántica asiática cósmica de un materialismo histórico circundante con la posición abstracta donde se manifiesta el superyó.

—¡Claro!… ¡asiática!… la irrupción del misticismo búdico de una ciencia oriental es latente…

 

En eso, una mujer se acerca y le pide al científico que firme el libro de su autoría llamado Quién se ha robado mi materialismo histórico: la crisis de la espiritualidad ante el imperio de las redes sociales, que trata sobre la sustitución que las sociedades industriales han hecho de Dios a través de sus cuentas de Facebook e Instagram. Luego la mujer sube su foto: #Filosofía #LoAmoMil #Maestro #QuiénSeHaRobadoMiMaterialismoHistórico.

Al finalizar el magno evento, todos regresan a sus casas a quitarse el disfraz, el científico abraza a su esposa y luego juega con su hijo, quien le pide lo acompañe a ver Galaxia Wander, y el científico, sentado frente al televisor, no podrá dejar de pensar en las similitudes dialécticas con Tom y Jerry que transcienden por la naturaleza semántica de los dibujos animados ante la decadencia del sistema capitalista en un mundo donde el imaginario construido por el positivismo se impone para el sometimiento de las masas.

 

 

 



Danielopski. Autor de los libros “Cuentos ácidos para vidas sin remedio” y “La geometría de la Euforia”. Escribe para Tribuna de Querétaro y Catalejo. Director de Grupo IFO, dedicado a la capacitación empresarial y difusión cultural.

 

 
 

Revista Saltapatrás es una publicación digital independiente de periodismo, análisis y difusión cultural que apunta al ejercicio crítico desde la diversidad y la integración de opiniones.

Nosotros

CARTELERA

team1
team2
Back to Top