Midnight Screenings

Hasta el 13 de febrero, en línea y de manera gratuita My French Film Festival ofrece 29 películas inéditas a través de seis temas diferentes: Coming of Age sobre la transición de la niñez a la vida adulta; We Are Family acerca de los lazos familiares; Love and Friendship que aborda la amistad;  Psycho cuyo entramado gira alrededor del amor en personajes perturbadores; A Woman’s Life, vidas de mujeres y Midnight Screeningsuna selección irreverente sobre la que vale la pena tomarse unos minutos para hablar.

Existe una característica compartida por las tres cintas que componen Midnight Screenings: ¡El humor negro! Las licencias tomadas por sus directores no tienen otro propósito que el de llevarnos por la desfachatez e irreverencia total. Tres cintas que nos demuestran que los franceses no sólo conocen el humor ácido, sino que lo  manejan con maestría. 

 

EN LA BÚSQUEDA DEL ULTRA-SEXO

La primera de ellas es: A la recherche de l´ultra-sex (2015) título original de la cinta producida por Nicolas Charlet  y Bruno Lavaine; en ella, los directores valiéndose de found footage nos presentan una historia divertida e irreverente de ciencia ficción… y mucho porno.

“Esta película narra una historia verídica, una asombrosa historia que ha sido por fin revelada al público gracias a la reconstitución de un increíble rompecabezas de archivos de películas X, que el FBI ha desclasificado últimamente.”

¿Quién no ha adelantado los diálogos y escenas argumentales de las películas porno? Pues esta dupla francesa, por medio de un mash-up de varias cintas porno de los años setenta y ochenta, nos cuenta sobre una extraña epidemia que se ha expandido por la tierra, despertando en las personas un frenesí sexual generalizado. Todo ello coincide con la sustracción del ultra-sex, una especie de matriz sexual universal. Durante la cinta seguiremos las múltiples pistas que el Capitán Gallo, junto con sus aliados, emprenden para resolver el problema y restablecer el orden en el universo.

La edificación de secuencias a partir de viejas cintas porno en las que se estilaba contar con un argumento y trama –a veces ridículo– forman parte del mérito de la cinta junto con el doblaje  de las mismas, que es finalmente donde se aporta el hilo desequilibrado plagado de sátira y acidez que configura la espina dorsal de esta cinta.

 

UN TRÁMITE

Une formalité de Pierre-Marc Drouin y Simon Lamarre-Ledoux –filme canadiense en asociación con Telefilm Canadá–. Un corto que va directo al grano como Rémy su personaje. 

“Rémy es el matón que trabaja para la pequeña mafia del Este de Montreal. A Rémy le han encargado liquidar a su compañero, Fernand, que se ha ido de la lengua. Este es su plan: primero lo invita a tomar un café, para ponerlo en confianza, y luego se lo carga en un callejón. Un simple trámite...

Una conversación banal como en las que solemos caer durante momentos incómodos, va transformándose en una charla ridícula desesperante que coloca al espectador en el sitio justo para su salvaje desenlace. Nuevamente el humor está presente en la médula de la cinta. Con un pequeño guiño que intenta mostrar el lado más común y sensible de los hombres duros, porque claro, hasta los matones tienen un lado sensible e intereses de los más comunes. Los directores ensayan sobre lo que muchos ya sabemos: Un simple trámite puede convertirse en el asunto más complicado por lidiar.

 

EL FONTANERO

Le plombier de Méryl Fortunat-Rossi y Xavier Seron  –película belga en asociación con Wallonie-Bruxelles Images (WBI) –.

“Tom es un actor de la Bélgica flamenca y tiene que sustituir improvisadamente a un amigo doblador. De manera general, Tom interpreta a personajes de películas de dibujos animados. Pero hoy le toca doblar una película pornográfica. Catherine, una actriz con experiencia, es su compañera de reparto.”

Tom un sujeto de apariencia común, inclusive algo cómica con su barba de niño–oso,  es un profesional del doblaje, pero en esta ocasión incursionar en un género completamente desconocido para él: el porno. Tom interpretará a un fontanero que debe arreglar una fuga, si saben a lo que nos referimos.

Un vistazo a las sub historias que merodea la industria del porno. Las relaciones que pueden surgir de los lugares más inesperados con un toque de humor y erotismo, en la que los personajes además de doblar los diálogos en escenas hilarantes, deben ingeniárselas para lograr reproducir los sonidos y efectos de las cintas XXX. Un divertido cortometraje que juega de manera inteligente con un tema poco convencional para parodiar la industria del porno.

 

 

 



Iván Landázuri (Oaxaca, 1990). Ha colaborado para diferentes revistas como: Registromx, Penumbría, Letrina, Escopeta, Monolito, Síncope, Scf-Terror, Sic Fazine, Yerba, Errr Magazine, Hysteria, Apócrifa Art Magazine, Cloroformo, entre otras.

 

 
 

Revista Saltapatrás es una publicación digital independiente de periodismo, análisis y difusión cultural que apunta al ejercicio crítico desde la diversidad y la integración de opiniones.

Nosotros

CARTELERA

team1
team2
Back to Top